TRATAMIENTO PARA ESTRIAS

Cuando aparecen las estrías, es como si hubieran llegados compañeros antiestéticos a marcar el cuerpo, que estarán de por vida como si fueran tatuajes sin elección propia y sin diseño, sin embargo los tratamientos están para aminorar un poco la presencia de estos “compañeros”. Las estrías aparecen debido a diversos factores, entre los que se incluyen factores genéticos, estilo de vida, obesidad, y el embarazo. El aumento y descenso de peso de manera rápida lleva a la ruptura de la piel, razón por la cual aparecen las antiestéticas estrías, esto sucede incluso cuando se gana músculo lo que lleva a la presencia de esas líneas rojizas o púrpura que se ven en la superficie de la piel, que por cierto aparecen en diversas zonas del cuerpo, tales como brazos, caderas, muslos, abdomen, nalgas e incluso pechos.

Existen diversas opciones en el mercado con respecto al tratamiento para estrías. Los hay caseros, farmacéuticos y hasta médicos que incluyen algunos procedimientos quirúrgicos. Todo con la intención de dar respuesta a la pregunta formulada por millones de mujeres a lo largo del mundo: ¿cómo acabar con las estrías?

Para esto, existen una amplia gama de productos, tanto en las tiendas de abarrotes, farmacias, tiendas generales, e incluso algunos minoristas en línea. Es conveniente saber que se está tratando con cicatrices en grandes áreas de tu cuerpo, por eso el tratamiento deberá ser uno que trabaje rápido y de manera eficaz. Además, un producto que funciona bien para una persona puede no funcionar bien para otra, así que hay que estar abiertos a probar con productos de distintas fórmulas para ver cuál es el que mejor se ajusta a tus necesidades y a tu cuerpo.

Cabe señalar que la mejor época para iniciar un tratamiento para estrías es durante el invierno, el verano se debe evitar ya que los rayos del sol y el calor podrían irritar la piel. Dos son los principales tratamientos, uno es el tratamiento local con crema y el segundo es con láser abrasivos.

Ahora bien, si las estrías han aparecido debido a un aumento de peso, la pérdida de peso sería una solución, pero esta pérdida no deberá ser de manera rápida sino más bien gradual, donde una rutina de ejercicios será además de recomendable: indispensable. Tomar muchos líquidos es básico ya que ayudan a mantener la piel suave y tersa, disminuyendo la probabilidad del desarrollo de estrías. Además, ya sea que estés con sobrepeso o no, tu dieta deberá ser rica en zinc, vitamina A (salvo que estés embarazada), vitamina C y proteínas.

En el mercado encontrarás cremas y lociones, mismas que se aplican en la piel para reducir la apariencia de las estrías, si no estás segura sobre la marca que probarás, podrías preguntar a tu médico para una recomendación, además si estás embarazada y tu preocupación es la formación de estrías tu médico te puede recomendar productos para reducir las líneas.

La última opción, luego de que otros tratamientos han fracasado, sería la cirugía. Lo mejor sería hacer una cita con el dermatólogo de tu confianza y discutir el proceso de cirugía, el es el especialista en la materia y recomendará el mejor tratamiento, así como una orientación sobre el tiempo que pasará hasta que las estrías se desvanezcan. Los llamados “peelings” químicos y la “dermoabrasión” son dos procesos que usan el láser como tratamiento para estrías, esto se hace exfoliando la piel para suavizar y estimular la regeneración de las fibras profundas. La abdominoplastia es un medio quirúrgico que se lleva a cabo con la finalidad de endurecer la piel que ha sido afectada por las estrías.

Tratamiento para estrias, como eliminar una estría, tipos de cremas para estrías y los remedios que existen y el uso de láser para eliminarlas.